Tras|pasar la frontera. El exilio republicano en Francia

ContraerPresentación

Tras|pasar la frontera. El exilio republicano en Francia

El Centro de Estudios Andaluces y la Asociación de Memoria Histórica Rocamar de Almería presentan en Sevilla, en el Museo de la Autonomía de Andalucía, la exposición fotográfica ‘Tras|pasar la frontera. El exilio republicano en Francia’.

Una selección de cincuenta imágenes, algunas de ellas inéditas, que recorren la vida de los exiliados republicanos retratando el éxodo de 1939, la dura subsistencia en los campos de internamiento, la vida cotidiana y la organización política en Francia, principalmente en la ciudad de Toulouse, hasta mediados de los años cincuenta.

La muestra recupera el legado del fotógrafo autodidacta Enrique Tapia (Arganda del Rey, Madrid, 1911-Toulouse, 2001), un testigo de excepción del exilio republicano, e incluye, además, fotografías cedidas por la Fundación Pablo Iglesias.

El éxodo: esos miles de mujeres y hombres
La muestra se abre con el gran éxodo del invierno de 1939 tras la caída de las principales ciudades de Cataluña en manos del ejército rebelde.

Desde mediados de enero de 1939 las carreteras que conducían a Francia por los Pirineos Orientales se llenaron de gentes hambrientas, cargadas con sus pertenencias, en busca de la frontera bajo las inclemencias del tiempo y los ametrallamientos y bombas de la aviación franquista. En poco más de tres semanas llegaron a Francia más de 465.000 personas, algo más del 10,5 % de ellos eran andaluces. Se estaba produciendo el exilio más dramático en la historia de la España contemporánea.

Frío y arena: los campos de internamiento
Los republicanos españoles no fueron acogidos como esperaban. Para el gobierno francés constituyeron un problema político y económico y ordenó agruparlos en campos de internamiento. En el mes de febrero de 1939 había 180.000 personas en los campos de Argelés-sur-Mer y Saint-Cyprien y 95.000 en los de Vallespir y la Cerdaña.

Los campos eran grandes extensiones de arena junto al mar, rodeadas por alambradas, donde sus moradores estaban sometidos a una estrecha vigilancia de tropas francesas y coloniales. Los primeros momentos fueron muy duros por la carencia de lo más elemental: mala alimentación, falta de higiene, frío y contaminación del agua causaron todo tipo de enfermedades. Posteriormente se construyeron campos en el interior para reducir el número de refugiados en las playas del Rosellón.

Rehacer la vida al otro lado de la frontera
Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, ante el desencanto de la decisión de los aliados de no intervenir en España y el alejamiento de la perspectiva del retorno, los exiliados se establecieron en las zonas de tradicional asentamiento de la colonia española. París y Toulouse se convirtieron en las capitales del exilio y, en esta última, llegaron a residir unos 40.000 españoles, lo que supuso el 10 % del total de su población.

Desde ellas los partidos políticos republicanos, las centrales sindicales CNT y UGT, el PSOE, PCE y los partidos nacionalistas mantuvieron sus actividades políticas de acoso a la dictadura de Franco, mantuvieron el espíritu militante, editaron sus periódicos Solidaridad Obrera, El Socialista o Mundo Obrero y también crearon sus espacios de sociabilidad, símbolos y fiestas de carácter español.

Documentación

Cartel

Carteles de la exposición

exilio_cartel exilio_cartel en pdf

No

Folleto

Folleto explicativo de la exposición

exilio_folletorok exilio_folletorok en pdf

No

Fecha y lugar

Fecha

29/01/2014 > 01/06/2014

Lugar

Museo de la Autonomía de Andalucía (Entrada Gratuita)

Dirección: Avda. Blas Infante, s/n. Coria del Río - La Puebla del Río (Sevilla) (España)

Horario

Martes a viernes: de 10:00 a 14:00 h. y de 17:00 a 20:00 h.
Sábados y domingos: de 10:00 a 14:00 h.

Cómo llegar

Temas relacionados: