Expósito Prieto, Francisco

Versión para imprimir
EXPÓSITO PRIETO, Francisco
Miembro de la UGT de Andújar (Jaén)
Hinojosa del Duque (Córdoba) 09/01/1920 -- Clermont-Ferrand (Francia) 09/04/1998

Campesino. Conocido como “El Gafas”, “Torrente” y “Torrente de Andalucía”. Afiliado a la Sociedad Obrera de Agricultores "El Porvenir" de la UGT de Andújar, de la que en 1937 era su Secretario, y al PCE. En la huelga general del campo de junio de 1934 fue detenido el 20 de ese mes por repartir propaganda de la Sociedad Obrera “El Porvenir” y e internado en la casa de corrección para menores de Jaén. A los tres meses estaba libre, pero tras la Revolución de Octubre en Asturias, fue arrestado de nuevo, esta vez con una pistola en su poder, siendo encarcelado en la prisión provincial de Jaén hasta el 22 de febrero de 1935. En abril de 1936 era miembro de las Juventudes Comunistas. En agosto de 1937, cuando se celebraron reuniones para formar el Partido Único con el que mejor “hacer frente a todos cuantos problemas nos plantea la guerra y la revolución”, encabezó la delegación para negociar la unificación de ambas juventudes, las socialistas y comunistas, de las que fue nombrado Vicepresidente. Al estallar la guerra se enrola en las milicias populares de Andújar, prestando sus servicios como Guardia de Asalto, participando en el asedio al Santuario de la Virgen de la Cabeza donde la Guardia Civil se amotinó contra el Gobierno de la República; tras la toma del Santuario fue destacado en varios frentes, incorporándose en la 7ª Agrupación Guerrillera, 157 Brigada del XIV Cuerpo del Ejército con base en Martos (Jaén). En otoño de 1937 fue enviado a la escuela de formación político-militar de Batera (Valencia). Al finalizar la guerra, el 26 de abril de 1939 fue detenido y encarcelado en la Prisión del Partido Judicial de Andújar, donde se le incoó procedimiento sumarísimo de urgencia; coincidió en prisión con su tío Tomás Prieto Pérez, fusilado en el cementerio de Andújar el 2 de diciembre de 1939. El consejo de guerra celebrado el 5 de septiembre de 1939 condenó a Francisco Expósito a la pena de muerte, que le fue conmutada por la de 30 años de reclusión. A partir de 1940 sufrió, según el historiador Francisco Moreno, “el consabido ‘turismo penitenciario’ por una decena de cárceles franquistas. En la prisión de Santiago de Compostela estuvo a punto de morir de hambre, llegando a pesar cuarenta kilos. Se salvó del exterminio gracias a la ayuda de un médico amigo". El 7 de octubre de 1944 se encontraba en el Campo de Trabajo de Anguiano (Logroño) construyendo los canales del río Najerilla para las centrales eléctricas a cargo de la compañía Asociación Bago-Caso (ABC), y tras comentarse el próximo triunfo de los países aliados en la 2ª Guerra Mundial, se evadió junto con Víctor Padilla Aina “Aragonés”. Consiguieron llegar a Valencia y hacerse con documentación falsa. A finales de ese año llegaron a Andújar y el 9 de enero de 1945 se incorporaron a la partida de Francisco Osuna Galiot "Vidrio", vecino de Marmolejo, afiliado al PSOE y a la UGT antes de 1936, aunque durante la guerra fue filocomunista y concejal; después de 1939, por las continuas palizas de la Guardia Civil, “Vidrio” se echó al monte formando su propia partida guerrillera en la Sierra de Andújar con tres campamentos o refugios: La Aliseda, La Buitrera y en Balconcillo, donde se encontraban repartidos sus componentes (Manuel “Portugués”, Jacinto “El de la Concha”, Ricardo “Granadino”, Manuel “Sevillano Padre”, Manuel “Sevillano Hijo”, Juan “Matero”, Antonio “Manquillo, Domingo Cortesero, Manuel Martínez “Rosendo”, etc.). Francisco Expósito era consciente de que la partida del “Vidrio” no había perdido sus raíces socialistas y su organización no le satisfacía. Se puso en contacto con el Comité Provincial del PCE, que tenía su sede en Andújar. En pocos meses cambió la mentalidad de la partida guerrillera en la que se había integrado, pasando de sólo preocuparse por la supervivencia a poner en práctica nuevas formas de actuar militarmente, pero con objetivos políticos para estar apunto tras la presumible caída del franquismo, según se deducía de las victorias de los países aliados contra Alemania. Las redadas del verano de 1945 en Andújar y en la provincia contra el Partido Comunista (con más de cien detenciones y casi una treintena de huidos, muchos de los cuales se refugiaron en la sierra), más varias actuaciones y cambios de campamentos en la Sierra, produjeron desacuerdos entre “El Gafas” y “Vidrio”. El “Vidrio” abandonó la partida y se marcho con “Matero” y “Manquillo”. Reunidos los miembros de la partida, a la que se había sumado los huidos de la redada anticomunista, eligieron en asamblea a Víctor Padilla “Aragonés” como jefe, trasladándose al norte del Santuario de La Cabeza, en los límites con Ciudad Real. A primeros de 1946, en la Sierra Mojina, término de Mestanza (Ciudad Real), la partida ahora dirigida por “Aragonés” se une a la de Ángel Jiménez “Lastras”, de la Agrupación Guerrillera de Ciudad Real. En marzo se forma la 21ª División, con demarcación para actuaciones en Sierra Morena: franja norte de la provincia de Jaén -término municipal de Andújar hasta las estribaciones de La Carolina y Despeñaperros-, provincia de Córdoba y el Sur de Ciudad Real. En agosto de 1946 “El Gafas” asume la jefatura de la 21ª División, con Miguel Padilla “Michelín”. A partir de entonces, golpes económicos a bancos y fincas, diezmándose sus secciones guerrilleras (detenciones, delaciones, ejecuciones y huidas a grandes centros urbanos); posiblemente la principal actuación política de oposición a la dictadura de Franco fue en junio de 1947, cuando Francisco Expósito puso a sus guerrilleros a hacer campaña contra el referéndum de la Ley de sucesión, arrojando octavillas en caseríos, cortijos y algunas poblaciones manchegas. El 24 de julio de 1948, tras la capturas de miembros importantes de las agrupaciones de la 21ª División guerrillera, los pocos guerrilleros que quedaban celebraron una asamblea en Aldeaquemada (Jaén) y decidieron abandonar la lucha armada y marchar a Francia. Tras 41 días de marcha, el 22 de septiembre, lograron entrar en Francia por Canfranc, obteniendo “Gafas” permiso de residencia en Clermont-Ferrand. La Guardia Civil desconocía el exilio de “El Gafas” en Francia. Siguiendo órdenes del teniente coronel Marzal, detuvieron a su padre, Francisco Expósito García, y le acusaron de ser enlace de la guerrilla; le ataron a un tronco de árbol, le torturaron y amenazaron de muerte si su hijo no se entregaba. La tortura psíquica y física fue tan grande, que viendo su estado le dejaron marchar a su casa; a familia lo llevó al Hospital Provincial de Jaén y allí permaneció hasta su muerte el 24 de julio de 1949. “El Gafas” continuó en Francia su actividad clandestina en el Partido Comunista (no legalizado en Francia). Consiguió la residencia en Clermont-Ferrand (Puy-de-Dôme) y fue nombrado Secretario General del PCE nacional para este departamento francés. En desacuerdo con el “eurocomunismo”, en 1984 se incorpora al Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y en 1987 sufre una nueva división y un sector crea el Frente Marxista-Leninista Español (FM-LE), del que fue nombrado presidente. Falleció el 9 de abril de 1998 en Clermont-Ferrand a los 78 años. El historiador Luis Miguel Sánchez Tostado ha publicado sus memorias y la biografía de “El Gafas”: “Vivir para contarlo. El drama de la guerrilla antifranquista en Sierra Morena”.

Fotografía: Archivo fotográfico FPI

Fuentes: S. DE CÓRDOBA ORTEGA. Francisco Expósito Prieto