20/11/1871 Fundación en Madrid de la Asociación General del Arte de Imprimir, de donde salió el núcleo fundador del PSOE y la UGT

ContraerPresentación

20/11/1871 Fundación en Madrid de la Asociación General del Arte de Imprimir

El 20 de noviembre de 1871 se reunieron varios tipógrafos madrileños para formalizar la fundación de una sociedad obrera que les amparase ante la profunda crisis de trabajo, idea que venían madurando desde hacía tiempo. Los militantes de la Internacional, Anselmo Lorenzo y Pablo Iglesias, se opusieron a tal creación, por ver en la Asociación una organización interclasista, además de existir ya en la Internacional una Sección de Tipógrafos que defendía sus objetivos obreros. No obstante, el proyecto marchó hacia adelante, montando también una imprenta colectiva y redactando una tarifa de jornales a discutir con los patronos. Se solían reunir en los cafés El Brillante, en la calle de Alcalá, y Lisboa, a la entrada de la calle Mayor, o en la trastienda de alguna taberna de confianza por aquella misma zona.

Al no poder dar trabajo la imprenta a todos los parados, muchos impresores ignoraron la oferta hasta que en marzo de 1873 la Asociación tuvo que llegar a la huelga por no alcanzar un acuerdo con los patronos, lo que alejó a bastantes asociados. Fue precisamente ese aspecto combativo lo que motivó en el mes de mayo siguiente a Pablo Iglesias a decidirse por entrar en la sociedad, siendo al poco tiempo elegido presidente de la mesa de discusión. Propuso la venta de la imprenta para pagar las deudas contraídas y la formación de una caja de resistencia con lo sobrante, si es que lo hubiera. La propuesta prosperó, por lo que dimitió la anterior Junta en pleno, siendo Iglesias elegido presidente de la Asociación, cargo que no fue, en principio, aceptado por él.

La insistencia de los compañeros –muchos de ellos antiguos internacionalistas– que le acompañaron en la candidatura, le hicieron reconsiderar su rechazo, como así quedó formalizado el 10 de mayo de 1874, con 23 años de edad. Al hacerse cargo de ella, contaba la Asociación con 249 inscritos y una caja de resistencia de 1.185 pesetas. Rodeado de una serie de importantes compañeros, como Antonio García Quejido y Matías Gómez Latorre, Iglesias ocupó el puesto hasta enero de 1885, haciendo de la sociedad la cuna del movimiento obrero y del Partido Socialista, pues de ella salieron los “publicistas” que, con su pluma y su palabra, propagaron y extendieron sus organizaciones política y sindical.

#siempresocialistas