1/5/1934 Primer número de Leviatán, revista teórica dirigida por Luis Araquistáin

ContraerPresentación

1/5/1934 Primer número de Leviatán

El 1 de mayo de 1934 se publicó el primer número de la revista Leviatán dirigida por el diputado por Madrid y exembajador en Berlín, Luis Araquistáin. Ya se había anunciado esta nueva revista en El Socialista un mes antes, en donde se aclaraba que su nombre no venía dado por la bestia bíblica sino por la obra de Thomas Hobbes y sus ideas de justicia social. Una clara declaración de intenciones. “Alude, por tanto, al nuevo Estado que se está gestando en las entrañas de la sociedad contemporánea, como única salvación en el caos a que la ha conducido la anárquica economía individualista”. Desde los primeros números la intención será la de mostrar cómo las fuerzas políticas del momento estaban inutilizando a la República devolviendo el poder a las oligarquías tradicionales, avanzando ya la posibilidad de una guerra civil con la llegada de la CEDA al poder en septiembre de 1934.

Con un elevado precio para entonces, 3 pesetas, la “revista mensual de hechos e ideas” se financiaba gracias a su propio fundador, a Álvarez del Vayo y a Juan Negrín, contando con muy poca publicidad que pudiera aportar más recursos. Publicada por la editorial “España” creada por Araquistáin 14 años antes, comenzó con una extensión de 96 páginas, pasando en el mes de octubre a 48 (debido a la Revolución de dicho mes y posteriormente a 64. Pese a ello, el primer número triplicó su edición debido, especialmente, a la demanda que suscitó en América. Hasta su desaparición en julio de 1936 aparecieron 26 números en los que colaboraron 42 autores españoles (asiduamente Ramos Oliveira, Llopis, Baraibar, Falces Elorza y con participaciones puntuales de Fernando de los Ríos, Jiménez de Asúa o Álvarez del Vayo) y 33 extranjeros (entre los que destacarían Trotsky, Otto Bauer, Laski, reich o Ilya Ehremburg). Como tema principal Leviatán tuvo la política pero debido, especialmente, a la censura tuvo que diversificar los intereses como sería hacia la filosofía y el espacio dedicado a la sección bibliográfica.

En el mes de julio de 1978 una nueva época de la revista veía la luz, editada por la Fundación Pablo Iglesias.

#siempresocialistas