11/02/1936 Reapertura de las Casas del Pueblo

ContraerPresentación

11/02/1936 Reapertura de las Casas del Pueblo

Un día después del triunfo electoral del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936, la Casa del Pueblo de Madrid abría de nuevo sus puertas sin esperar a orden judicial alguna después de haber estado clausurada, como otras muchas sedes socialistas en toda España, después de las huelgas ocurridas en 1934. La Dirección General de Seguridad clausuró la Casa del Pueblo tras las manifestaciones convocadas el 8 de septiembre de 1934. Las distintas secretarías fueron registradas en busca de armamento y explosivos y la Junta Administrativa fue procesada y condenada.

Para continuar con el trabajo diario las oficinas socialistas se trasladaron a la calle Góngora nº 2, sede de la Federación Local de la Edificación para posteriormente pasar a unos locales alquilados por la propia Federación en la calle Pelayo. Mientras la junta directiva era procesada, para el normal funcionamiento de la misma se eligió una provisional compuesta por Edmundo Rodríguez como presidente y Cándido Pedrosa como secretario. Esta nueva ejecutiva se encargaría de crear una oficina de apoyo a los presos así como otra jurídica para poder atender las dudas de todos aquellos encausados por los hechos revolucionarios por los que eran acusados. Fue esta ejecutiva también la que insistentemente solicitó, sin éxito, la reapertura de la casa del Pueblo.

En 3 ocasiones más la Casa del Pueblo fue clausurada. Durante 4 días en 1909, tras la huelga general de verano, siendo encarcelados Pablo Iglesias y Largo Caballero y cerrado también El Socialista; en septiembre de 1911 durante cerca de 3 meses por las tensiones sociales y protestas por la guerra de Marruecos; y ya en 1917 por la huelga convocada por el Sindicato Ferroviario del Norte en el mes de agosto.

En junio de 1939 la Casa del Pueblo fue incautada por las autoridades franquistas que la destinaron a ser centro de tribunales y juzgados especiales hasta su derribo en 1953.

#siempresocialistas