Rosal Díaz, Amaro

Versión para imprimir
ROSAL DÍAZ, Amaro
Compromisario para la elección de Presidente de la Segunda República por Madrid-capital
Avilés (Asturias) 29/12/1904 -- Madrid (Madrid) 05/02/1991

Bancario. Tomó contacto con las luchas sociales desde muy niño en la taberna de su padre. A los dieciséis años formaba parte del grupo editor del clandestino El Ferroviario Astur y militaba en las Juventudes Socialistas, perteneciendo al llamado “grupo de los cien niños” que en abril de 1920 se constituyeron en Partido Comunista Español. En 1926, tras cumplir el servicio militar en el norte de África, se trasladó a Madrid, donde entró a trabajar en el Banco Urquijo. Fue directivo de la Asociación de Empleados de Comercio, Industria y Banca en representación del gremio de la Banca. En 1930 las secciones de Banca de la Federación Nacional de Dependientes de Comercio, Industria y Banca se constituyeron en sindicatos independientes y crearon una Federación Nacional de Banca y Bolsa, más tarde denominada Federación Española de Trabajadores del Crédito y las Finanzas, por la que fue delegado al XVII Congreso de la UGT en 1932 y donde formó parte de la Comisión de designación de ponencias y de la ponencia de “política financiera”. Ingresó en la AS de Madrid en 1933. Fue miembro del Comité Nacional de la UGT de 1932 a 1934 y en 1937 como vocal por los trabajadores de Banca y Bolsa y formó parte de la Comisión Ejecutiva de la UGT como vocal desde enero de 1934 a octubre de 1937 y desde esa fecha hasta abril de 1939 como secretario adjunto. Miembro del Comité Revolucionario en octubre de 1934, participó activamente en la preparación del movimiento revolucionario, siendo condenado a veinte años y un día de prisión que cumplió hasta febrero de 1936 en la cárcel Modelo de Madrid. Allí, con Santiago Carrillo y Carlos Hernández Zancajo redactó el libro Octubre: Segunda Etapa (1935) propugnando la “bolchevización” del PSOE. En 1936 fundó, junto a Luis Araquistáin, el diario Claridad, del que fue Consejero Delegado y en abril de ese mismo año fue elegido compromisario del PSOE por Madrid-capital para la elección del nuevo Presidente de la República (Manuel Azaña). Durante la guerra civil, además de ser vocal y secretario adjunto de la UGT, desempeñó el cargo de Director General de la Caja de Reparaciones del Ministerio de Hacienda. Finalizada la contienda pasó a Francia, donde se encargó de la organización de la evacuación de refugiados españoles hacia América como miembro del Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles. Pocos días antes de la entrada de los alemanes en París, partió desde Amberes hacia Nueva York, donde al llegar fue retenido por las autoridades de inmigración durante un mes, dejándolo partir posteriormente hacia México. En octubre de 1944 regresó a Europa, pasando por Marruecos y Argelia. Participó en las Conferencias Mundiales Obreras de Londres y París, donde se constituyó la Federación Sindical Mundial (1945). Alineado en el sector negrinista del PSOE, fue expulsado del Partido en 1946 al no incorporarse a la AS Española de México creada por mandato de la Comisión Ejecutiva del PSOE del interior para unificar los distintos grupos socialistas que existían en esos momentos en México. Ingresó en el Partido Comunista de España en 1948, aunque siguió formando parte de la Comisión Ejecutiva de la UGT (Grupo Ramón González Peña) hasta 1950 que se autodisolvieron. Expulsado de Francia en 1952, regresó a México, donde se dedicó a la actividad profesional siendo director de Siderurgia Nacional y varias fábricas en Ciudad Sahagún. Tras varias estancias en Francia, Marruecos y México regresó definitivamente a España tras la muerte de Franco en 1976. Fue autor de varios libros sobre el movimiento obrero español e internacional, destacando sus trabajos sobre los Congresos Obreros Internacionales en el siglo XIX y XX, la historia de la Unión General de Trabajadores en diversos volúmenes, su obra sobre el movimiento revolucionario de octubre de 1934 y su historia del movimiento sindical bancario. Fue activo colaborador de la Fundación Pablo Iglesias desde 1978 hasta su muerte, dejando depositados sus valiosos archivos en la misma. Asimismo se incorporó al trabajo sindical en la Federación de Banca (UGT) de Madrid, de la que fue presidente honorífico, todo ello sin abandonar su militancia en el PCE, lo que le valió tener problemas en ambas organizaciones. Falleció en Madrid el 5 de febrero de 1991. Fue readmitido honoríficamente en el PSOE, a título póstumo, por su XXXVII Congreso celebrado en 2008 a propuesta de la Federación de Canarias, que solicitó la rehabilitación de Juan Negrín y todos los expulsados en 1946.

[Corresponde al nº 1733 del DBSE 1879-1939]

Obras: Véase M-7792 a M-7828 en Fuentes para la historia del PSOE…
Fotografía: Archivo fotográfico FPI

Fuentes: AH-PSOE-18-6 (FPI); Acuerdos XXXVII Congreso PSOE (2008); ES 27.VII.1946; Dirigentes de UGT (FPI); B ASM (1933); M. RUIPÉREZ. Amaro Rosal: la trayectoria del movimiento obrero. – En: Tiempos de Historia, nº 17 (IV.1976); Fundación Pablo Iglesias. Catálogo de los archivos donados por Amaro Rosal. – Madrid: FPI, 1986 y Catálogo de los archivos y documentación de particulares. – Madrid: FPI, 1993, 2 v.; N. GARCÍA ORDÓÑEZ. Memoria de la historia silenciada: Amaro del Rosal (1904-1991) Biografía. – Llanera (Asturias): Llanera Ediciones, 2006; A. FERNÁNDEZ PÉREZ. Tiempos heroicos…, pp. 880 y 881