Revilla Rodríguez, Carlos

Versión para imprimir
REVILLA RODRÍGUEZ, Carlos
Delegado Congreso por Berlín (Alemania)
Madrid (Madrid) 18/11/1932 -- Madrid (Madrid) 08/03/2011

Médico especialista en Neurofisiología. Estudió Ingeniería en Berlín Occidental (Alemania) y Medicina en Berlín y Granada. Durante su estancia en Alemania ingresó en la Federación Nacional de Juventudes Socialistas en 1963 y en el PSOE y la UGT en 1964, siendo coordinador de ambas organizaciones en Alemania. Representó a la Sección de Berlín en el X Congreso del PSOE en el exilio celebrado en 1967. Ese mismo año regresó a España estableciéndose en Madrid donde fue profesor no numerario en la Universidad Complutense desde 1973 a 1976 y comenzó a trabajar en el Hospital Ramón y Cajal desde 1975. Fue delegado al XXVII Congreso del PSOE celebrado en Madrid en diciembre de 1976 y desde 1977 formó parte de la Comisión Ejecutiva de la Federación Socialista Madrileña como secretario de Relaciones con otras Federaciones y desde enero de 1978 como secretario de Cultura. En abril de 1979 fue elegido concejal del ayuntamiento de Madrid, cargo del que dimitió en octubre de 1980. En septiembre de 1982 fue suspendido de militancia durante dos años, dejando entonces el PSOE parar incorporarse, a comienzos de 1983, al recién creado CDS (Centro Democrático y Social) de Adolfo Suárez. Fue presidente de dicha organización en Madrid desde 1983 a 1988 y candidato en las primeras elecciones autonómicas de Madrid en 1983. Fue diputado del CDS por Madrid en las legislaturas 1986-1989 y 1989-1993 aunque mediada ésta última abandonó el Grupo Parlamentario del CDS para pasar al Grupo Mixto. Concluida la legislatura abandonó la política activa para ejercer la medicina, siendo médico personal de Adolfo Suárez y trabajando en la Clínica CEMTRO. Falleció en Madrid el 8 de marzo de 2011.

Fotografía: Archivo fotográfico FPI

Fuentes: Archivo Exilio PSOE (AE 115-10 y 705-1/FPI); ES 15.V.1977 y 4.VI.1978; El País 9.III.2011; M. A. MENÉNDEZ GIJÓN y I. FONTES. Quién es quién: sus señorías los diputados…, pp. 680 y 681