Faraudo y de Micheo, Carlos

Versión para imprimir
FARAUDO Y DE MICHEO, Carlos
Afiliado Agrupación Socialista de Madrid
Madrid (Madrid) 19/04/1901 -- Madrid (Madrid) 09/05/1936

Capitán de ingenieros. Pertenecía a una adinerada familia de la alta burguesía. Eligió la carrera militar, saliendo de la Academia de Ingenieros como teniente en agosto de 1923. Estuvo destinado en Melilla desde esa fecha hasta noviembre de 1925 que se incorporó al 2º Regimiento de Zapadores Minadores en Madrid. Marchó en comisión de servicios posteriormente a Melilla y Oviedo. En octubre de 1929 ascendió a capitán por antigüedad. Ingresó en la AS de Madrid en 1931. En 1932 y 1933 fue comisionado a Bolivia como instructor del ejército de la citada República. Habría permanecido en este lugar como miembro de la misión militar española, donde ya estaba acompañado de su mujer, Elena Guiloche Bayo, y sus dos hijas, sino hubiera estallado la guerra del Chaco, por lo que fue llamado a Madrid, al permanecer neutral nuestro país en la guerra entre Bolivia y Paraguay. Aunque ya se había distinguido por sus ideas republicanas y socialistas, la estancia por unos meses en la Dehesa de la Villa, por razones de salud de una de sus hijas, le puso en relación con Francisco Largo Caballero, que allí vivía, lo que le afianzó en su compromiso socialista. Fue instructor de las Milicias de las Juventudes Socialistas en los preparativos de la revolución de octubre de 1934. Por negarse a hacerse cargo del servicio de tranvías en huelga en la madrugada del 5 de octubre de 1934 fue encarcelado en la Prisión Modelo durante varios meses, siendo trasladado por cuestiones de salud al Hospital Militar. El 8 de mayo de 1936, volviendo a su casa por la noche del brazo de su mujer, en la calle Lista, no lejos de su domicilio en la calle Alcántara 43 (Barrio de Salamanca), fue atacado por unos desconocidos que bajaron de un coche y le dispararon. Dicen que la pistola del agresor se encasquilló, no pudiendo rematarle; cayó al suelo y tardó bastante tiempo antes de que alguien los socorriera. Fue llevado a un clínica particular vecina y operado, por expreso deseo suyo, por el Dr. Bastos, cirujano militar, muriendo a la mañana siguiente después de cinco horas de operación. La bala era de las llamadas "dum-dum" (munición explosiva) que le había destrozado. El entierro fue multitudinario y tuvo gran resonancia en la prensa de la época. Durante la Guerra Civil, su viuda y sus dos hijas abandonaron España y se instalaron en París. Años después regresaron y se establecieron en Barcelona. En contra de lo que se ha dicho reiteradamente, Faraudo no pertenecía a la Guardia de Asalto, ni fue amigo del Teniente José Castillo ni de Fernando Condés.

Fotografía: Archivo fotográfico FPI

Fuentes: AGM/Segovia; B ASM (1931); Familia Faraudo