Oyarzábal Smith, Isabel

Versión para imprimir
OYARZÁBAL SMITH, Isabel
Embajadora de España en Suecia
Málaga (Málaga) 12/06/1878 -- México DF 28/05/1974

Periodista, escritora y diplomática. Su padre, de ascendencia vasca, era exportador y comisionista de comercio y su madre procedía de Glasgow (Escocia). Cursó estudios primarios interna desde los siete a los catorce años en el Convento de la Asunción de Málaga. Soñaba con ser actriz y escritora y la oportunidad se le apareció durante un homenaje que la actriz María Tubau recibió en Málaga. Ésta accedió a realizarle una prueba para entrar en su compañía. Se trasladó a Madrid, donde pasó la prueba y se quedó a trabajar. En 1907, con Raimunda Avecilla, comenzó la edición de la revista La Dama y la Vida Ilustrada y por su conocimiento del inglés fue corresponsal de la agencia londinense de noticias Laffan News Bureau, del The Standard y, posteriormente, del Daily Herald. En julio de 1909 se casó con Ceferino Palencia, hijo de María Tubau. Tras tener sus hijos, Ceferino (1910) y Marisa (1914) se dedicó a la actividad feminista. En 1918 participó en la constitución de la Asociación Nacional de Mujeres Españolas y en 1920 asistió como delegada al XIII Congreso de la Alianza Internacional para el Sufragio de la Mujer celebrado en Ginebra. Ese año comenzaría una sección titulada «Crónicas Femeninas» en el diario El Sol que firmaría con el seudónimo «Beatriz Galindo». También publicaría en Blanco y Negro, El Heraldo, Nuevo Mundo, La Esfera, etc. Por entonces fue invitada a dar una conferencia en la Casa del Pueblo de Madrid sobre la educación de las mujeres, lo que le acercaría al PSOE. Desplegó una gran actividad en la divulgación del folclore y la artesanía españoles pronunciando conferencias por todo el mundo, desde París y Londres a Montreal y Nueva York. Estos trabajos fueron recogidos en su libro El traje regional de España (1926). Con anterioridad había publicado un libro sobre psicología infantil, El alma del niño (1921) y una novela de tintes autobiográficos El sembrador sembró su semilla (1923). También estrenó una obra de teatro en 1926 dirigida por Rivas Cherif titulada Diálogo con el dolor. Todo este activismo cultural y feminista la enfrentó a la situación real de las mujeres de su época: cuando Isabel asistió como delegada a un Congreso feminista, su marido tuvo que comparecer ante el juez para dar su consentimiento al viaje… y a la hora de percibir los derechos de autoría de sus libros, la factura de liquidación se extendería a nombre de su marido, como legítimo administrador de su economía. Esto fue así hasta que en febrero de 1937 el Gobierno de Largo Caballero durante la guerra civil promulgó un decreto otorgando a la mujer plena capacidad jurídica. (Ni que decir tiene que en la España franquista se volvió a la situación de incapacidad jurídica de la mujer). A finales de los años veinte Isabel intensificó su actividad social y política. Presidió la Liga Femenina Española por la Paz y la Libertad y se especializó en Derecho Internacional en el capítulo relativo al trabajo de la mujer y del niño. Con la proclamación de la Segunda República se produjo su ingreso en el Partido Socialista y su plena dedicación a la política. En mayo de 1931 fue designada Consejera Gubernamental en la XV Conferencia Internacional del Trabajo celebrada en Ginebra y elegida vocal del Consejo del Patronato del Instituto de Reeducación Profesional. En septiembre de ese mismo año formó parte de la delegación española en la Sociedad de Naciones, adscrita a la defensa de la mujer y del niño y fue la única mujer que perteneció a la Comisión Permanente de la Esclavitud de dicha Sociedad de Naciones. En mayo de 1932 perteneció al Comité de Expertos para el Trabajo Femenino de la OIT y en 1933 fue designada para representar al Gobierno español en el Consejo de Administración de la Sociedad de Naciones en Ginebra. Isabel Oyarzábal fue autorizada a firmar una convención en nombre de su Gobierno, lo que constituyó un hecho trascendente en la historia de la Sociedad de Naciones, ya que era la primera vez que una mujer actuaba en aquel foro internacional como ministro plenipotenciario. Fue candidato del PSOE por Jaén y Zamora en las elecciones generales de 1933, sin resultar elegida. Tras la revolución de octubre perteneció al Comité Mundial de Mujeres contra la Guerra y el Fascismo y a la Organización Pro-Infancia Obrera que presidía Clara Campoamor. El levantamiento militar del 18 de julio de 1936 le sorprendió en Madrid. En un principio formó parte de la Comisión de Auxilio Femenino, pero en septiembre es convocada como delegada suplente de España en la XVII Asamblea de la Sociedad de Naciones. El 23 de octubre de 1936 fue nombrada Ministro Plenipotenciario de segunda clase con destino en la Legación de España en Estocolmo (Suecia), pero antes deberá asistir a la citada reunión de la Sociedad de Naciones. Allí, Fernando de los Ríos le comunicó que, antes de incorporarse a la Legación de Estocolmo, debía realizar una gira de propaganda por Estados Unidos y Canadá. Visitó cuarenta y dos ciudades durante cincuenta y tres días, comenzando la campaña en Toronto y finalizándola en Washington. El 4 de enero de 1937 presentó sus credenciales ante el rey Gustavo V de Suecia y en diciembre de 1937 fue nombrada también encargada de negocios en Helsinki (Finlandia). Terminada la guerra civil se trasladó a México, donde llegó en julio de 1939. Allí escribió su autobiografía I Must have Liberty (Debo tener libertad), que apareció en inglés en 1940 y los libros también en inglés The Life of Alexandra Kollontay y Smouldering Freedom: The story of the Spanish republicains in exile y su novela En mi hambre mando yo (1959). Colaboró en las revistas España Peregrina y Romances. Perteneció a la Unión de Intelectuales Españoles en el exilio y al Patronato del Colegio Madrid. Impartió conferencias sobre arte popular español, los derechos de la mujer y el derecho internacional en Francia, Inglaterra, Cuba, México, Canadá, Estados Unidos, etc. El presidente Massaryk de Checoslovaquia le otorgó la condecoración del «León Blanco». Falleció en México DF el 28 de mayo de 1974.

* [Conocida también como Isabel de Palencia]

[Corresponde al nº 1499 del DBSE 1879-1939]

Obras: Véase A. RODRIGO. Mujer y exilio…
Fotografía: Archivo fotográfico FPI

Fuentes: Archivo CTARE-SERE/IA (Mx); PE/México; B ASM (1931); I. DE PALENCIA. I Must have Liberty. – New York-Toronto: Longmans, Green and Co, 1940; El exilio español en México…, p. 828; A. MARTÍN NÁJERA. El Grupo…, pp. 774 y 794; A. RODRIGO. Mujer y exilio 1939. – Barcelona: Flor del Viento, 2003; O. PAZ TORRES. Isabel Oyarzábal Smith (1878-1974): Una intelectual en la Segunda República Española. Del reto del discurso a los surcos del exilio. – Sevilla: Junta de Andalucía, 2010; I. LIZÁRRAGA VIZCARRA. Isabel Otarzábal, autobiografía y memoria; Eusebio Lucía Olmos. Isabel Oyarzábal