Iglesias Posse, Pablo

Versión para imprimir
IGLESIAS POSSE, Pablo
Fundador del Partido Socialista Obrero Español
Ferrol (La Coruña) 17/10/1850 -- Madrid 09/12/1925

Tipógrafo. Siendo niño se trasladó a Madrid con su madre y su hermano pequeño comenzando a trabajar como aprendiz de imprenta en el Hospicio. Desde que abandonó el Hospicio en 1863 hasta que en 1886 se dedicó por completo a la edición de El Socialista, pasó por numerosas imprentas de Madrid. Comenzó trabajando en la imprenta de la calle de la Manzana, donde se tiraba el periódico El Diario Universal. Después en la imprenta de Patricio González, en la calle Limón, donde compuso páginas de El Quijote. Por mediación de Casimiro Muñoz entró en la imprenta de la calle La Bola, propiedad de Alcubilla, donde se componían El Consultor de los Ayuntamientos y el Diccionario de Alcubilla. Cuando el regente de esta imprenta se estableció por su cuenta en la calle Vergara, se lo llevó con él y poco después trasladaron la imprenta a la plaza del Conde de Miranda. En esta imprenta hacía trabajos para un librero de la calle Carretas, entre otras obras, las Matemáticas de Cortázar y un Tratado de Química de Ramón Torres Muñoz de Luna. En este establecimiento estuvo hasta 1864 en que se despidió al darse cuenta de que no querían dejarle perfeccionar su oficio. Pasó entonces a una imprenta de la calle Valverde, donde se tiraba La Iberia, periódico de la mañana y La Soberanía Nacional, periódico de la noche. Un oficial llamado Bernardo Millán le llevó a la imprenta de Julián Peña en la calle del Rubio. Allí trabajó haciendo líneas para la Gramática Latina de Raimundo Miguel, obras de Emilio Castelar, y la Gaceta de Madrid. Estando en esta imprenta se produjeron los sucesos de «la noche de San Daniel» y la sublevación del General Prim en 1866 y fue despedido de la misma al solidarizarse con una huelga de obreros que se encontraban en una categoría que no era la suya. Después de estar parado algún tiempo se colocó en una imprenta situada detrás del ayuntamiento, propiedad de un carlista y donde se hacía El Año Cristiano. Pasó por otras tres o cuatro imprentas antes de entrar en la casa de Juan Fernández, donde se imprimía La Democracia Republicana. Trabajando en este periódico estalló la Revolución de septiembre de 1868. En 1869 ingresó en la imprenta de Anastasio Moreno en la calle San Marcos, donde se editaba el diario carlista La Legitimidad, que abandonó para trabajar en La República Ibérica que dirigía Miguel Morayta. Al salir de ella estuvo un tiempo en paro hasta que al fundarse La Emancipación pasó a hacer su molde junto con Anselmo Lorenzo (1871 a 1873). En 1873 trabajó en La República Federal que dirigía Roque Barcia y en El Popular que publicaba Perillán. En 1874 hizo líneas para La Igualdad que dirigía Andrés Mellado. En 1875 entró a trabajar en el taller de Enrique Teodoro, del que llegó a ser regente (1877-1878) y del que fue despedido al no ceder a la exigencia del dueño de que los operarios pagaran los quinqués que se rompían. Trabajó después en la imprenta Rivadeneyra, la imprenta Fortanet que confeccionaba La Época y la imprenta de El Correo Militar. Al producirse la huelga de los tipógrafos madrileños de 1882 trabajaba en La Iberia. Tras una larga temporada en paro regresó a la imprenta Rivadeneyra, donde trabajó hasta la huelga de octubre de 1885, en que fue despedido. Desde esta fecha Pablo Iglesias trabajó días contados para un patrono ya que cuando en 1886 apareció El Socialista, su dedicación al mismo fue exclusiva. Vigilaba la administración, respondía la correspondencia, hacía el ajuste de las peanas de la imprenta, corregía pruebas, ayudaba a componerlo y se encargaba de preparar las fajas para su distribución. Con las «treinta pesetas semanales» que le asignaron sus compañeros quedó «liberado» para consagrarse al trabajo organizativo y propagandístico.
Hasta ese momento su actividad societaria se había desarrollado primero en la Asociación Internacional de Trabajadores y después en la Asociación General del Arte de Imprimir. Ingresó en la Sección de Tipógrafos de la Federación Madrileña de la Internacional en marzo de 1870, asistiendo ese mismo año al Congreso Obrero de Barcelona y colaborando en La Solidaridad, donde publicó su primer artículo titulado «La guerra». En 1871 participó en la Conferencia de Valencia de la sección española de la AIT siendo elegido Secretario corresponsal de la Cámara Norte de su Consejo Federal y entró a formar parte del Consejo de Redacción de La Emancipación. En 1872 asistió al Congreso de Zaragoza de la AIT y posteriormente participó en la constitución de la «Nueva Federación Madrileña de la AIT» núcleo marxista español que rompió con la tendencia mayoritariamente bakuninista. Al desaparecer la Primera Internacional en España orientó su actividad hacia la Asociación General del Arte de Imprimir en la que ingresó en mayo de 1873 y de la que fue elegido presidente de su Junta Directiva en mayo de 1874, cargo que desempeñó hasta enero de 1885 en que pasó a ocupar la presidencia de la Federación Tipográfica Española, que había sido constituida en 1882 por impulso de la AGAI.
Fundador del Partido Socialista Obrero Español el 2 de mayo de 1879, fecha de constitución de la Agrupación Socialista Madrileña en una fonda de la calle Tetuán de Madrid. Participó en todas las reuniones que celebró la misma siendo autor del Programa y secretario de su Comisión Ejecutiva. Asistió a todos los Congresos que el PSOE celebró desde su Congreso inaugural en 1888 hasta el X Congreso de 1915 (a partir de esa fecha no pudo participar en los comicios socialistas que se celebraron en 1918, 1919, 1920 y 1921 por enfermedad) y fue presidente del mismo desde agosto de 1888 a diciembre de 1925, conservando el carné número 1 de la ASM aun después de su muerte.
Director de El Socialista de Madrid desde su aparición en marzo de 1886 hasta su muerte en diciembre de 1925, salvo un corto período de tiempo entre octubre de 1912 y octubre de 1915.
Fundador de la Unión General de Trabajadores en agosto de 1888, participando en todos sus congresos hasta 1916 (a excepción del de 1914, en el que no pudo estar presente por encontrarse enfermo) y de la que fue presidente desde 1899 a 1925.
Fundador de la Internacional Socialista asistiendo a todos sus Congresos desde 1889 a 1910: París (1889), Bruselas (1891), Zurich (1893), Londres (1896), París (1900), Amsterdam (1904), Stuttgart (1907) y Copenhague (1910).
Por su actividad sindical y política sufrió prisión en las siguientes ocasiones. En 1882, durante la huelga de los tipógrafos madrileños y como miembro de la Junta Directiva de la Asociación General del Arte de Imprimir estuvo preso en la cárcel de El Saladero de Madrid del 8 al 18 de febrero, del 1 al 6 de marzo y del 27 de marzo al 31 de mayo de dicho año. En 1884, por su participación en dicha huelga, el juzgado de Hospital de Madrid le condenó a cinco meses de arresto mayor por el delito de coaligación, ingresando el 26 de julio en la cárcel Modelo de Madrid para cumplir la pena. En 1894, durante la huelga de La Industrial Malagueña (fábrica de hilados y tejidos de algodón propiedad de la familia Larios) estuvo en la cárcel de Málaga un total de cuarenta días repartidos en dos períodos, uno en noviembre y el otro del 16 de diciembre al 12 de enero de 1895. En julio de 1895 permaneció preso unos días en la cárcel Modelo de Madrid al ser detenido momentos antes de intervenir en un mitin de los panaderos madrileños en huelga. Del 9 de octubre de 1895 al 7 de febrero de 1896 estuvo en la cárcel de Málaga al ser condenado a cuatro meses y un día de arresto mayor por injurias al gobernador de Málaga proferidas durante la huelga de 1894. Del 25 de noviembre de 1904 al 24 de enero de 1905 cumplió pena de arresto mayor en la cárcel Modelo de Madrid por el delito de injurias a la guardia civil a consecuencia de un suelto publicado en El Socialista y del que se hizo responsable, sin ser el autor, como director del periódico. En julio-agosto de 1909 estuvo preso dieciocho días en la cárcel Modelo de Madrid como firmante de un manifiesto convocando a la huelga general.
Ejerció como concejal del ayuntamiento de Madrid en dos períodos, 1906-1910 y 1914-1917.
En 1910 fue el primer diputado socialista de España elegido en el seno de la Conjunción Republicano Socialista establecida en 1909. Posteriormente fue reelegido diputado por Madrid en cuantas elecciones se celebraron durante la Restauración: 1914, 1916, 1918, 1919, 1920 y 1923. (Desde 1910 a 1919 como miembro de la Conjunción Republicano Socialista y desde 1920 en candidatura exclusivamente socialista). Siguiendo la información propiciada por El Socialista, además fue candidato del PSOE en las siguientes poblaciones. En 1891 por Madrid, Málaga, Mataró, Bilbao, Elche-Crevillente y Valencia. En 1893 por Madrid, Córdoba, Jaén, Linares, Málaga, Palma de Mallorca, Oviedo, Santander, Burgos, Bilbao, Sestao-La Arboleda, La Coruña y Alicante. En 1896 por Madrid, Linares, Málaga, Gijón, Burgos, Valladolid, Barcelona, Mataró, Bilbao, La Coruña, Ferrol y Valencia. En 1898 por Madrid, Jaén, La Carolina, Linares, Málaga, Vélez-Málaga, Oviedo, Gijón, Santander, Castro Urdiales, Burgos, Astorga, Valladolid, Mataró, Bilbao, Baracaldo, Ferrol, Orense, Elche, Castellón y Valencia. En 1899 por Madrid, Almería, Jaén, La Carolina, Linares, Vélez-Málaga, Oviedo-Mieres-Turón-Sama, Gijón, Santander, Burgos, Valladolid, Mataró, Bilbao, Durango, Pontevedra y Valencia. En 1901 por Madrid, Almería, Jaén, Linares, Málaga, Puebla de Cazalla, Oviedo, Avilés, Gijón, Santander, Toledo, Burgos, Miranda de Ebro, Valladolid, Mataró, Vitoria, Bilbao, Alicante y Valencia. Las de 1903 son las únicas elecciones en que El Socialista no facilitó el nombre de los candidatos socialistas. En 1905 por Madrid, Baza, La Carolina, Linares, Málaga, Estepa, Puebla de Cazalla, Oviedo, Trubia, Santander, Toledo, Burgos, San Adrián de Valle, Valladolid, Barcelona, Cabrils, Calella, Bilbao, Hervás, Noya, Lugo, Alicante y Elche. En 1907 por Madrid, Alcalá de Henares, Almería, Baza, Mancha Real, Sevilla, Oviedo, Trubia, Astillero, Toledo, Mora, Tembleque, Burgos, San Adrián del Valle, Béjar, Valladolid, Villanubla, Pobladura del Valle, Villalobos, Villalpando, Barcelona, Manresa, Bilbao, Jerez de los Caballeros, Ferrol, Alicante, Elche, Castellón, Valencia y Pueblo Nuevo del Mar. En 1910 por Madrid, Baza, Jaén y Mancha Real. En 1914 por Madrid, Alcalá de Henares, Getafe, Bujalance, Jaén, Escañuela, Vélez-Málaga, Sevilla, Oviedo, Puertollano, Miranda de Ebro, Barcelona, San Sebastián, Tolosa, Badajoz, Olivenza, Cáceres y Orense. En 1916 por Madrid, Úbeda, Oviedo, Santander, Hellín, Bilbao, Badajoz y Alicante. En 1918 por Madrid. En 1919 por Madrid, Motril y Logroño. En 1920 por Madrid y Burgos y en 1923 por Madrid, Valladolid, Villalobos, San Sebastián y Alicante.
Las incontables horas que Pablo Iglesias dedicó cada de día de su vida a la actividad política y sindical se repartieron entre la dedicación al trabajo organizativo en las direcciones nacionales del Partido y del Sindicato, los viajes (contactos y discursos, propaganda oral), la labor periodística (propaganda escrita), el cumplimiento de sus obligaciones en el desempeño de cargos públicos (concejal por Madrid a partir de 1905 y diputado nacional desde 1910) y la correspondencia (orientaciones y consejos, es decir, comunicación directa con los simpatizantes, los afiliados y las organizaciones locales del Partido y el Sindicato). Según su propio testimonio, esta última actividad fue a la que más tiempo dedicaba y la que mayores esfuerzos le exigía. A esa labor epistolar, que concebía como educativa y organizativa, le dedicaba las últimas horas de cada día «durante mucho tiempo vengo acostándome a las tres y a las cuatro (cuando me acuesto a las dos lo estimo temprano)» (carta a Enrique de Francisco, 19 de mayo de 1914), restándose de este modo horas de merecido descanso que fueron minando paulatinamente su salud durante los más de cuarenta años de actividad política y sindical. En cuanto a su labor periodística, ésta se desarrolló principalmente en las páginas de El Socialista, donde publicó miles de artículos. Asimismo colaboró asiduamente en las revistas socialitas (La Ilustración Popular, La Ilustración del Pueblo, La Revista Socialista, Socialismo, Vida Socialista, Acción Socialista…), en la prensa regional socialista (La Lucha de Clases, La Aurora Social, La Guerra Civil, La Voz del Pueblo, Solidaridad…) y la prensa sindical socialista (La Unión Ferroviaria, El Obrero Gráfico…). A finales del siglo XIX comenzó a aparecer su firma en revistas y periódicos no socialistas, como La España Moderna, La Estafeta, Vida Nueva, Nuestro Tiempo, El Globo, La Correspondencia de España…, y a partir de la formación de la Conjunción Republicano-Socialista de 1909 realizó importantes colaboraciones en la prensa republicana y liberal: España Nueva, de 1909 a 1917, El Liberal de Bilbao de 1917 a 1925 y La Libertad en 1925. Realizó todas estas colaboraciones sin dejar de aparecer su firma en el órgano del Partido Socialista, El Socialista donde, el 31 de diciembre de 1925, se publicó su último escrito «Exhortaciones a los trabajadores de la Casa del Pueblo de Madrid», que fue el último texto salido de su pluma poco antes de su muerte.
Pablo Iglesias vivió con su madre hasta su fallecimiento en diciembre de 1886. Después se trasladó una corta temporada a casa de Matías Gómez Latorre y durante varios años residió en la calle Hernán Cortés 8, en casa de Ruperto Sánchez Martínez, donde tenía su redacción El Socialista. En 1895 se fue a vivir con Amparo Meliá a la calle Bailén 15. Ella, junto a su hijo Juan Almela Meliá, había llegado a Madrid desde Valencia en 1893. Tras pasar por varios domicilios acabaron residiendo en la calle Ferraz 68, donde compartieron casa con Inocente Calleja, antiguo compañero de la Internacional, que corría con los gastos de la vivienda. Pablo Iglesias y Amparo Meliá, una vez fallecido su marido Juan Almela Santafé, formalizaron su relación casándose civilmente en noviembre de 1921.
Los últimos años de la vida de Pablo Iglesias los pasó recluido en su casa de la calle Ferraz ya que, a consecuencia del agravamiento de sus enfermedades, dejó de participar activamente en la vida organizativa de las entidades socialistas parcialmente desde 1916 y totalmente a partir de 1919, aunque sin dejar su labor propagandística a través de la pluma, escribiendo cuantiosas cartas y artículos, recibiendo visitas y delegaciones obreras y sin dejar de ser en todo momento un referente ético y moral para los socialistas españoles.
Falleció en Madrid el 9 de diciembre de 1925 y su entierro supuso la mayor manifestación celebrada en Madrid en mucho tiempo. Cuando la comitiva del entierro llegaba a las puertas del Cementerio Civil, todavía partían de la Casa del Pueblo algunas Sociedades Obreras de las que habían acudido de toda España para rendirle un último homenaje.

[Corresponde al nº 979 del DBSE 1879-1939]

Obras: Véase M-4766 a M-4819 en Fuentes para la historia del PSOE… y Obras Completas… Vol. 1 a 12. – Madrid: Fundación Pablo Iglesias, 2000-2002
Fotografía: Archivo fotográfico FPI

Fuentes: El Socialista; A. GARCÍA QUEJIDO. Pablo Iglesias en el Partido Socialista: biografía-semblanza. – Madrid: Imprenta I. Calleja, 1905; J. ZUGAZAGOITIA MENDIETA. Una vida heroica: Pablo Iglesias. – Madrid: Javier Morata, 1925; J. ALMELA MELIÁ. Pablo Iglesias: rasgos de su vida íntima. – Madrid: Javier Morata, 1926; J.J. MORATO CALDEIRO. Pablo Iglesias Posse: educador de muchedumbres. – Madrid: Espasa Calpe, 1931; Pablo Iglesias (1850-1925): Perfiles de su vida y pensamiento. – Madrid: Escuela Julián Besteiro-UGT, Fundación Pablo Iglesias, 2001; Obras Completas de Pablo Iglesias: volumen 7. Biografías. – Edición a cargo de Aurelio Martín Nájera. – Madrid: Fundación Pablo Iglesias, 2002